Quienes Somos

¿QUIENES SOMOS?

 Logo1convergencia 

Somos un grupo de mujeres y hombres, trabajadoras y trabajadores manuales e intelectuales y estudiantes que buscamos la transformación de Chile. Nos constituimos desde la urgente necesidad de desarrollar un sujeto político de izquierda que contribuya a la defensa de los intereses de las mayorías, los movimientos sociales y ciudadanos que últimamente han defendido en las calles el derecho a la educación, el medio ambiente y otros esenciales para la convivencia democrática.

EL CHILE EN QUE NACEMOS

Nacemos cuando el orden neoliberal ha generado una crisis multidimensional, de naturaleza ecológica, alimentaria, política y cultural, a escala planetaria. Dicho orden genera permanentemente crisis económicas que dan cuenta de una crisis mayor de reestructuración del sistema.

Chile vive hoy una crisis larvada, donde a pesar de cierta prosperidad económica, tenemos un sistema semidemocrático, con una brutal concentración de la riqueza y del ingreso, en el imperio de la desconfianza y el temor, donde los poderes públicos tienen escasa representatividad y el sistema de partidos políticos está desprestigiado. Este escenario, es herencia de la institucionalidad de la dictadura y de los siguientes 24 años de co-gobierno de la Concertación y de la Alianza, que la consolidaron y profundizaron. Por ello es urgente construir una alternativa de transformación.

SUPERAR EL NEOLIBERALISMO, EL CAPITALISMO Y EL PATRIARCADO

 

El capitalismo y su incapacidad para resolver los problemas fundamentales de las sociedades debe ser reemplazado por una forma de organización basada en la cooperación y solidaridad; en que avancemos hacia formas de democracia directa y en que los trabajadores manuales e intelectuales progresivamente tengan el control de los procesos productivos y de la riqueza; donde el conocimiento no sea un instrumento de dominación ni esté al servicio de la perpetuación y ampliación de las desigualdades, sino que contribuya al desarrollo de una sociedad de derechos compatible con la biosfera y la continuidad de los ecosistemas que sostienen la vida en la Tierra. Necesitamos un nuevo patrón productivo que abandone el modo primario-exportador-depredador de inserción en la economía mundial, terminar la brutal concentración de la riqueza y reemplazarla cultura individualista y hedonista por una de valores solidarios con el hermano, amiga, compañera o vecino.

Si bien la globalización ha traído progresos materiales y tecnológicos, ella fue hegemonizada por el gran capital financiero, generando un nuevo tipo de pobreza. Con carencias en requerimientos básicos como alimentación de buena calidad, acceso a salud, con inseguridad en materia ciudadanas, con jubilaciones miserables, con espacios urbanos segregados y con desarrollo de la vivienda sin el acompañamiento de servicios comunitarios básicos. Porque la mayoría de la población vive prisionera de las deudas, por las que debe pagar intereses usureros. Lucharemos contra ese orden que impone, bajo el imperio de la ley, la injusticia social.

SER UN INSTRUMENTO PARA LOS CAMBIOS

Como fuerza que opta por el cambio asumimos la más rica tradición de los sectores que aspiraron al cambio social, así reconocemos en el pensamiento de origen marxista un instrumento importante para el cambio, enriquecido por los constantes aportes del devenir social y el desarrollo científico y tecnológico; así como en los fundamentales aportes que vienen desde el pensamiento laico, el ideario libertario y la tradición social cristiana, principalmente de la teología de la liberación.

Pero también nacemos desde una crítica radical de esa izquierda por cuanto condenamos la justificación de dictaduras y la violación de los derechos humanos aun cuando ocurran en regímenes que se autodenominen socialistas. Nos reconocemos como una expresión de una corriente renovadora de la izquierda y refundadora del socialismo chileno en toda su amplitud, y por tanto, entendemos que con diversas organizaciones tenemos un amplio espacio de confluencia. Aspiramos a impulsar con ellos un frente amplio democratizador que, derrotando el duopolio, transforme este orden neoliberal por una auténtica democracia, dotándonos de una nueva Constitución Política, que deberá ser redactada por una Asamblea Constituyente.

Aspiramos a que de este proceso surja un Estado democrático, multicultural, plurinacional y social de derechos, cuyo eje sea el respeto de los derechos humanos, esto es, de los derechos civiles, políticos, sociales, culturales y ambientales. Chile debe ser una sociedad de derechos con un Estado laico, que resguarde la diversidad, propenda al desarrollo equilibrado y descentralizado del país, garante de derechos sociales básicos, que aseguren la propiedad pública del cobre y las principales riquezas básicas de Chile, la nacionalización del agua y establecer la necesidad de participación de las organizaciones sociales y ciudadanas en las decisiones públicas, con pleno ejercicio de los derechos laborales, a la seguridad social, y a la educación. Así mismo integrado al contexto latinoamericano cultivando hermanablemente las relaciones con sus vecinos.

Las primeras tareas que emprendemos son la lucha por la educación pública, gratuita, laica y de alta calidad, para que sea un instrumento de liberación, de desarrollo personal y de la comunidad, así como un medio para acceder al creciente conocimiento disponible, terminando con la naturaleza mercantil impuesta que hoy tiene, en concordancia con la demanda protagonizada por el movimiento estudiantil, que concitó apoyo en vastos sectores ciudadanos. También serán parte de nuestras primeras acciones la lucha por la salud pública, de acceso universal y calidad, y con un énfasis preventivo; que junto a la previsión social sean responsabilidad ineludible del Estado, terminando con el abusivo sistema de las AFP y de capitalización individual. Entendemos que recuperar el cobre es parte sustantiva, no sólo de nuestra soberanía, sino también para alcanzar los recursos que financien estas exigencias mínimas que nos plantea el mundo de hoy. Con la misma fuerza y prioridad lucharemos por cambios en la legislación laboral, para asegurar los derechos de los trabajadores, y también por los derechos de los pueblos originarios; los derechos nacidos de la diversidad sexual; y el fin de toda forma de discriminación que impide que la mujer ejerza plenamente todos sus derechos.

NUESTRO CAMINO

NO creemos en las vanguardias iluminadas ni aspiramos a serlo, y confiamos en la capacidad del pueblo y la ciudadanía para dotarse de sus organizaciones y formas de lucha. Sabemos que los derechos populares se desarrollarán fundamentalmente a través de la generación de tejido social y su fortalecimiento.

Participaremos en sindicatos, organizaciones de pobladores, centros de estudiantes, organizaciones ecologistas, asociaciones de consumidores, cooperativas para la provisión de bienes de consumo de forma asociativa, grupos de derechos de mujeres y colectivos que organicen la demanda de derechos de la diversidad sexual así como la lucha por la protección de la familia, en sus diversas formas y tipos, así como de cualquier otra organización que expandir el ejercicio de los derechos ciudadanos y sociales.

Porque creemos en la democracia participativa, nuestra organización la vivirá en su funcionamiento interno, donde los dirigentes serán permanentemente responsables ante el conjunto de la organización. Del mismo modo nuestra organización respetará la autonomía necesaria de cada región. En las acciones cotidianas, priorizaremos la práctica de la solidaridad y el respeto irrestricto a la dignidad humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s