APOYAMOS LA JUSTA LUCHA DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN

APOYAMOS LA JUSTA LUCHA DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN

 2135769

El miércoles 17 de junio el país ha sido testigo de una de las más numerosas movilizaciones del Magisterio de Chile de las que se tenga memoria. A maestros y maestras se sumaron estudiantes universitarios de la CONFECH, organizaciones de los estudiantes de enseñanza media, asistentes de la educación e incluso escuelas y liceos del sector particular subvencionado, todos y todas tras el objetivo común de que se legisle en el Congreso Nacional acerca de uno de los problemas largamente reivindicados por los docentes: la demanda por una carrera profesional que restituya los derechos perdidos por los profesores con la municipalización de la educación, impuesta por la Dictadura

El Paro Nacional Indefinido liderado por el Colegio de Profesores se ha mantenido desde el 1 de junio y sus actividades han tenido gran apoyo de la opinión pública. A lo largo del país se han realizado cientos de actos culturales para informar a la ciudadanía la razón del rechazo al proyecto de Carrera Docente presentado por el Gobierno de la Nueva Mayoría.

Convergencia de Izquierdas comparte las ideas propuestas, dirigidas al diseño de una política nacional que resguarde una formación inicial docente y apoye de forma sostenida a los y las profesores(as) en ejercicio; a través de herramientas académicas y dinámicas colaborativas de reflexión del ejercicio docente, con un sistema de acreditación público y descentralizado, que ponga fin al negocio de la acreditación de las carreras de pedagogía por agencias privadas.

Apoyamos decididamente una justa política de remuneraciones, que mejore sustancialmente las condiciones de vida de los y las profesores(as) y sus familias, cumpliendo las propuestas económicas hechas antes por el gobierno para el ingreso a ella, asumiendo los datos de número real de horas de clases y no el total posible.

Creemos que el actual proyecto refleja más la profunda desconfianza del gobierno en los profesores que el propósito de mejora de la condición docente y su ejercicio. Así, establece una cantidad excesiva de evaluaciones que no recogen lo fundamental de la labor pedagógica.

Coincidimos en que la carrera docente debe estimular y reconocer el ejercicio profesional de acuerdo al contexto en que se desarrolla la docencia: urbanidad, ruralidad, contextos de pobreza, interculturalidad, desempeño difícil, aislamiento geográfico, necesidades educativas especiales, educación de adultos o carcelaria. Del mismo modo, asumimos que el ejercicio profesional no puede ser evaluado desde una óptica exclusivamente individual.

Consideramos de plena justicia, que el ingreso a la carrera quede sujeto a un concurso público, riguroso, objetivo y con normativa nacional que regule todos los concursos, incluidos también los privados subvencionados. Afirmamos, sin embargo, que más que recaer en los profesores recién egresados, el peso del control debe ejercerse sobre las universidades que entregan ese título profesional.

Una sentida reivindicación, directamente ligada a la calidad de la educación, es asegurar una adecuada relación de horas lectivas y no lectivas, la que es necesario establecer en 50/50. Del mismo modo, para mejorar el trabajo docente, el número de alumnos por aula debe fijarse en un máximo de 25 estudiantes.

Saludamos la madurez alcanzada por el movimiento docente y nos manifestamos dispuestos a respaldar activamente su lucha por la dignidad profesional y sus legítimas reivindicaciones académicas y económicas.

59765_1104996549528980_6086401111450281537_n

Declaración de principios Coordinadora político-social de Pedro Aguirre Cerda

pac

A seguir construyendo alternativa real a la corruptela de la Nueva Mayoría y la Derecha.

La Coordinadora político-social de Pedro Aguirre Cerda es una organización que se constituye sobre la base de encuentros sociales, políticos e intelectuales de diversas organizaciones de nuestra comuna, que buscan mediante la acción concreta y efectiva, la rearticulación del tejido social.

Se encuentra fundada en los valores de la izquierda, que hoy atraviesa su peor crisis de incidencia en la historia de Chile. La presente articulación se entabla sobre la base de las demandas coyunturales de nuestro pueblo, sin embargo, no son en sí mismas un fin, más bien buscamos y anhelamos una mayor organización de la población en su conjunto. Este espacio lucha y luchará por demandas y reivindicaciones de la clase trabajadora, pero con un sentido de transformación radical de la sociedad. Se declara, por lo mismo, anticapitalista y antiimperialista, en cuanto identifica a ambos como el origen y causa del sistema de explotación y opresión que aqueja a nuestra clase trabajadora.

En esta tarea, desde la Coordinadora político-social de P.A.C, consideramos que para la construcción de dicho tejido social se hace urgente y necesaria la participación de todos los pobladores y las organizaciones locales comprometidas con la transformación de la sociedad. En consecuencia, creemos que bajo la actual crisis de legitimidad institucional y la nula participación es imprescindible que logremos superar nuestras diferencias y seamos capaces de quebrar la segregación organizativa, para pasar empezar la unificación y convergencia, fomentando la organización y la participación.
Creemos que es de suma importancia la instauración de nuestra colectividad en la realidad local, siendo críticos de la actual institucionalidad con vocación de poder y, por sobre todo, centrados en buscar la ilustración y el empoderamiento popular, siendo agentes articuladores y promocionadores activos de dicho objetivo. Marcando una diferencia con las iniciativas populistas, paternalistas y demagógicas de la actual institucionalidad que solo buscan abastecimiento de las necesidades de una masa, sin desarrollar una activa participación. Del mismo modo, se rechaza toda forma de corrupción y aprovechamiento personal al interior del movimiento popular.

Somos una organización popular, porque creemos que la soberanía radica esencialmente en el pueblo y buscamos que la voluntad popular sea expresada en las decisiones políticas de nuestra comuna.

Tenemos la convicción que la historia de nuestra comuna nos ha enseñado que solo con organización, unión, y con proyectos claros que busquen unir a la población podremos desarrollar eficazmente nuestras demandas y objetivos. Por lo tanto, esta coordinadora es un punto de encuentro para todo aquel que anhele sumarse a la creación de una comuna distinta; fraterna, que resguarde su memoria, inclusiva y participativa, en resumidas cuentas: democrática -en su sentido más profundo y real-, superior a cualquier pequeña diferencia. Nuestra comuna nos necesita a todos.

Coordinadora Social-Política de Pedro Aguirre Cerda

83 Aniversario de la Republica Socialista

En este 4 de junio de 2015 copiar

Uno de los hechos más ignorados de la historia política de nuestro país es que entre el 4 y el 16 de junio de 1932 existió en Chile -al menos en la intención de sus gobernantes una república socialista. 85 años después, este capítulo de la historia chilena no se enseña en ninguna escuela ni está en ningún libro de texto, al menos como un hecho histórico. Pocas y pocos lo conocen y menos podrían definir en qué consistió.

La proclamación de la República Socialista, en la mañana del 4 de junio, no es una anécdota ni uno entre varios golpes de Estado, como sostienen historiadores enemigos del socialismo. La proclamación fue el resultado de una acción encabezada por quienes representaban el pensamiento más avanzado y progresista, pero carecían de suficientes lazos con el movimiento popular. Su programa de gobierno, sin embargo, y las pocas medidas implementadas en doce días, constituyeron la primera vez que un grupo político daba respuestas coherentes y globales a los graves problemas de la sociedad chilena.


Entre éstos están la nacionalización de los recursos básicos, la igualdad de la mujer, el voto de los analfabetos, la expropiación de las empresas improductivas, el impulso a la educación y la cultura, la apertura de relaciones con todos los países, el derecho a la sindicalización y muchas de similar alcance. Los decretos que promulgó no sólo tuvieron efecto inmediato y beneficiaron a los más desposeídos, sino que permanecieron vigentes y sirvieron de base jurídica para medidas del gobierno del Presidente Salvador Allende. Han transcurrido 83 años de la República Socialista y sus postulados son tan válidos como entonces. Mientras no se resuelvan los problemas de las grandes mayorías, seguirán vigentes las ideas que plantean que la riqueza de un país no puede ser monopolio de unos pocos privilegiados.


La noche del 16 de junio de 1932, luego de una gran concentración obrera en apoyo al gobierno, oficiales de la Guarnición de Santiago dan un golpe, detienen a Marmaduke Grove y Eugenio Matte. Se llama a una Junta de Gobierno y de forma casi irrisoria se pone fin a la República Socialista. Pero pese a su corta duración, la república llevó a cabo reformas entre las que resaltan devolver las pertenencias empeñadas en la Caja de Crédito Popular el 7 de junio y un decreto ley que indulta a todos los condenados por delitos políticos, entre ellos dirigentes de la sublevación de la Escuadra de septiembre de 1931; y la reincorporación de 200 profesores exonerados por razones políticas durante la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo.